¿Adoptar un gato o comprar?

La decisión de incorporar una mascota al hogar suele ser una tarea compleja. A veces, queremos tener un animal que nos acompañe en el día a día pero no siempre nos detenemos a pensar las mejores opciones. Si lo que se está buscando es la compañía de un gato, la primera pregunta puede ser ¿adoptar un gato o comprarlo? Sin lugar a dudas, la adopción es la respuesta.

¿Por qué es mejor la adopción de un gato?

En primer lugar, una de las ventajas más visibles, es el aspecto económico. Adoptar un gato no tiene mayores costos que el de ir a recogerlo. Pero eso no es lo principal. Al adoptar un gato, no solo cumplimos con un deseo personal que no nos cuesta dinero, sino que también estamos ayudando a que un gatito encuentre un lugar seguro, con la atención que requiere cualquier mascota.

No solo eso, sino que, al mismo tiempo, colaboramos con los refugios de animales. También, suele ocurrir que en ocasiones, algunas personas se ven obligadas a donar un gato, ya sea adulto o recién nacido, y esta también es una oportunidad de satisfacer los dos deseos.

Adopción responsable

Por otro lado, la adopción de un gato implica no solo mejorar las condiciones de vida del animal, sino que también se contribuye con la disminución de la población futura de animales callejeros.

Adoptar un gato

En este sentido, la adopción de un gato, involucra un compromiso social e individual ya que también estamos educando y generando conciencia, no solo en otros adultos, sino también en los niños de una familia. Por ello, la adopción de un gato es una acción que conlleva una gran responsabilidad.

Por último, vale recordar que todo acto de amor se compensa con más amor. Y esto, una mascota también lo siente.